viernes, 25 de enero de 2008

Melancolía


Alguna vez alguien me dijo que ese era su segundo nombre; como si ese alguien sintiera que ese estado del ser humano pudiera tomarse como todo suyo, me imagino por la asimilación con la permanencia de un nombre.

Muchas veces me he visto en la penosa necesidad de intentar darme una idea sobre la melancolía y no solo sufrirla, y es que, a todos nos pasa, tarde que temprano, que intentamos entender lo que nos abarca, lo que nos hiere; mas aun, cuando eso se hace reiterativo. Hay una creciente necesidad de hallar una respuesta o quizá una cura, intentando pensar que el que no estemos bien siempre sea que estemos enfermos cuando la verdad es que nunca estaremos bien del todo. No es una posición negativa presa del "existencialismo" o precisamente una excusa para hacerse uno el interesante en aras de que sientan pena por uno; por el contrario, no se quien podría coherentemente aprovecharse de su dolor para un fin tan superficial; además que es lastimero sentir y que sientan lastima por uno.

Entonces, ¿que es lo que se pretende? Un poco de todo. Eso no quiere decir nada concreto, pero a la final es cierto. Lo que se busca muchas veces con revolver nuestros sentimientos, es lograr que ellos tiendan hacia aquella variable esquiva que es la felicidad o que nosotros nos permeemos así sea un poco de aquello con lo que anhelamos que parece esquiva; un sentimiento que es algo tan etéreo que creemos sus dueños son escazos y elegidos en algún tipo de juego único de la vida, de aquella que muchos piensan es injusta, cruel o incluso vengativa.

La melancolía es el recordar de aquello que estuvo y ya no, que fue y ya no, que quizá y no fue. Me parece un gran mal y el principal culpable de la tristeza universal y es que el problema de tener recuerdos es que aquellos nos hacen vivir un estado de añoranza como si no existiera el futuro y cada paso llevara inevitablemente a un retroceso querido, a algo estúpido derivado de nuestra propia incapacidad para sorprendernos o para hallar en lo que esta adelante aquello que puede ser reconfortante y bueno.

Pero no, ¿para que? si al final es mejor perder la mirada en aquello que nos hizo feliz y que ya no esta; aun mas volver hacia lo que nos hizo tristes, que apago nuestras miradas y lleno de frío acero nuestro corazón; ¿que no se hace? claro que si, todos intentamos volver, somos la maquina terrible del tiempo que vuelve cada tanto a los momentos que nos marcaron, para hacer precisamente que sigan haciéndolos y tal cosa como el superar casi nunca pasa.

Creo que se debe abandonar ese estilo de vida, esa manera de pensar y de sentir que nos ahoga en lo que somos y es que pareciera que para estar bien, primero tenemos que pasar por algo terrible y para eso nos valemos de nuestro poderoso cerebro y la gran capacidad de recordar. Bueno, entonces. Mejor es olvidar; quien no tiene memoria, no sufre.

Imagen sacada de acá.

Blogalaxia Tags: , , .

7 comentarios:

Trilce dijo...

Todo en extremo es malo.

Si la melancolía se torna hacia una pena infinita obviamente no es buena, pero saquemosle provecho a este estado propio del ser humano.

Los grandes poetas o escritores de cualquier género literario aprovechan la melancolía para realizar sus grandes obras...eso de no tener lo que fue nos llena de pasión, hace que nuestra vida no sea parejita....para mi la melancolía es recordar lo bello....vivo recordando situaciones hermosas que ya no están, pero las guardo con amor...y es así....trato de vivir no sumergiéndome en ella, pero si disfrutando del gustito que deja....eso me hace sentir más viva...me hace ser una mujer fuerte y enfrentar nuevos desafíos...la melancolía me acompaña cuando estoy sola...y me levanta el ánimo.
Que triste es cuando se confunde el concepto....la melancolía es una dama hermosa...es una pena cuando la gente la utiliza para provocar lástima...trato de no ir por ese riel.

Gracias por la sorpresa....mi próximo post va para ti...al anochecer lo escribo....es ahí cuando la melancolía me visita y hacemos grandes cosas.

Un abrazo.

Lully dijo...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo
La actitud y el amor en toda su dimiensión son bases para evitar sentimientos encontrados y la busqueda de la felicidad. A eso venimos a este mundo y debemos tener la convicción, A SER FELICES!

Te abrazo con afecto apreciado Theraq desde Colombia!

:: Theraq :: dijo...

"Que triste es cuando se confunde el concepto....la melancolía es una dama hermosa...es una pena cuando la gente la utiliza para provocar lástima...trato de no ir por ese riel."

No creo que eso sea cierto; o al menos no del todo. Que puedas tener una visión agradable de lo triste y melancólico, no le quita su papel; es como si tu te enamoraras de un asesino, tu lo ves bueno, eso no quiere decir que lo sea. Recordar, nunca es vivir; aun los recuerdos mas felices nos vacian, mientras que estar dispuesto, puede lograr que nuestras vidas esten plenas; eso no es absoluto, es decir, el juego del amnésico tampoco podría ser un camino. La aceptación, la condescendencia, la resignación, es algo que podría ser del mismo calibre que el eufemizar algo tan nefasto como la melancolía. A lo mejor sea un problema de contexto o de términos, pero en verdad, no lo considero.

PD. Creo que lo que eres es romántica y te escudas de tus pretensiones emotivas mediante una aceptación que "colme" mas no explique.

:: Theraq :: dijo...

Lully: Gracias por siempre andarme leyendo, te anoto en el apartado de mis lector@s fieles; por cierto, un saludo desde colombia.

Trilce dijo...

Theraq: El chico acertivo!!

Mónica G dijo...

Una vez me pidieron hablar sobre la melancolía (palabra que no me gusta porque no la justifico con nada) y busqué un poema Octavio Paz, que habla sobre la melancolía de la luna (¿puedes creerlo?,ahora hasta los inanimados tienen sentimientos [risa]). A todo el mundo le pareció bonito. Yo no lo entendí, ni me interesa la melancolía tampoco.
Por cierto, el título de mi entrada como habrás podido ver, poca relación tiene con el contenido, es sólo que se me vino a la cabeza la canción de sui generis "salir de la melancolía"

Saludos, Oscar :)

:: Theraq :: dijo...

Monica: A mi me interesa no convertirla en algo fundante en mi vida, ni en la razón de mis tristezas. No me gusta y no me gustará jamás.