miércoles, 8 de octubre de 2008

Entiende y simple


Muchas veces me parece preocupante lo poco que se entiende del mundo; es una constante el poder conocer pero no ser capaz de dar un claro concepto de lo que nos rodea. Si bien somos la suma de aquello que nos acontece con aquello que hacemos al respecto; tambien estamos permeados de algo primario que nos lleva a estar antes que a ser. Me sorprende entonces que resulte tan complicado ese mismo estar cuando cada cual lo quiere poner como una medida de entendimiento cosmico de la existencia y se ve sin embargo enmarcado en la mas simple de las existencias. Aquellos con el sentir mayor y la capacidad para ser y estar de manera conciente en el mundo son los mas dedicados al sufrimiento como parte razonable del continuo devenir. El espiral no da vueltas, solo esta ahi y de alguna forma somos quienes lo abarcamos y navegamos a traves del continuo avance o ascenso en pro de nuestra satisfacción personal antes de que la muerte llegue. Yo me ocupo por entender, pero ante todo, no quiero perder la capacidad de conocer y sentir aquello que esta, ya que me tiene sin cuidado lo largo de la escalera, me importa más lo bueno de los escalones.

La Imagen salió de esta página.

3 comentarios:

Ronroneadores dijo...

Hola
Hace tiempo tenemos el blog de Emma en nuestra lista de amigos, pero no sabemos nada de ella. Hace mucho que no actualizas.
Leímos tu mensaje en su cajita del blog y nos dejó preocupados ¿Le ha pasado algo a Emma?
¿Sabes si su blog seguirá adelante?.
Perdonanos que vengamos a molestarte.
Ronroneos y lamiditas

Fausto dijo...

Creo que para ser antes que estar se necesita un gran despertar de la conciencia, que nos permita ser incluso con lo que no vemos. Y sí, creo que de los sentimientos, sólo el sufrimiento, te hace despertar.

Saludos.

:: Theraq :: dijo...

Ronroneadores : Mi querida Emma está en el cielo de los gatos; ya no más entre nosotros, no creo que pueda seguir con su Blog; muchas gracias por estar al pendiente.

Fausto: Yo llamo al estar, simplemente el existir y no se necesita a mi modo de ver nada previo para tal cosa. Y si, el sufrir es un despertar amargo y dulce a la vez, es el contraste del placer y de la felicidad y la consecuencia de poder observar por el simple hecho de ser.