sábado, 14 de febrero de 2009

Molesto

Bueno, cada día es peor...

A la mayoría de gente que conozco le gusta levantase un Sábado o un Domingo, será porque puede hacerlo más o menos a la hora que quiera y por el descanso de la rutina de todos los días.

Sin embargo para mi no es tan bueno, ya que los fines de semana estoy acompañado. ¿Que tiene de malo eso? simple, que mis compañeros de apartamento son de todo menos respetuosos y/o agradables (eso habría que explicarlo en detalle, ya que en realidad no me caen mal ni mucho menos, solo no soporto muchos de sus comportamientos).

Esta mañana me desperté a eso de las 6:15 am., tenía un compromiso académico y un examen a las 8:00 am. De tal compromiso salí como a las 9:20 am, así que me fui a dar una vuelta en donde mis compañeros de Aikido estaban entrenando, en un parque de la ciudad. Lastimosamente no pude alcanzarlos porque al parecer estaban mucho más lejos del punto hasta donde yo llegué con lo que preferí devolverme para mi casa.

Llegando a casa encontré a mi compañero P (mi hermano) el cual estaba escuchando música a un volumen un poco alto (tiene un equipo con salida de 400w y un mixer conectado y le pone algo así como el 75% de la ganancia) lo cual me molestó; el no demoró en salir de la casa con lo cual quedó un poco en paz; yo me puse a ver televisión a un volumen moderado (como siempre) y ahí fue cuando el compañero A (al cual le rentamos una habitación) le subió el volumen a su portátil y abrió puertas y ventana de su habitación (tal vez para compartir su magnifico gusto musical). Entonces empezó el concierto de Reguetón (antes de que piense querido/a lector/a que se escribe de otra manera, déjeme decirle que me tiene total y absolutamente sin cuidado).

Lo cierto con esta "música" es que no la soporto, tal vez la pase en un sitio de rumba, aunque no de muy buena gana, pero en mi casa, en donde se supone que debo tener algo de tranquilidad, en definitiva me parece una afrenta, y si estuviéramos en tiempos antiguos, sería suficiente ofensa como para cortarle la cabeza al perpretador.

La cuestión con este compañero es que es especialmente ruidoso, por ejemplo, al salir de su habitación, saca el seguro de la puerta y la corre con tanta fuerza que siempre se nota cuando sale; cuando camina siempre hace ruido con los pies o con la ropa, si usa algo, se nota su manipulación porque todo golpea con todo y nunca tiene cuidado en la cocina con nada; es como si siempre quisiera hacerse notar. Y con la música es peor porque tiene que escucharla a un volumen muy alto (nótese que todos hacemos esto de vez en cuando, pero al menos cuando yo lo hago me aseguro de que fuera de mi habitación no salga tanto ruido, de que no este molestando a nadie, o simplemente de estar solo con lo cual pues es más segura la premisa anterior.

Aparte el hombre cree que canta y si la música per se es horrible, lo es más cuando encima se le pone una voz de tarro desafinada y con cero armonía.

Creo que descargarse sirve, de cualquier manera y muchos de los que me conocen saben como me siento a menudo por estas cosas; lo cierto es que acá en mi casa es difícil lograr un verdadero descanso un fin de semana; con lo cual pienso que anhelo el momento en que pueda vivir solo, ya que al parecer al único que realmente soporto y con quien me gusta estar soy yo como tal.

----------------
Listening to: Smash Mouth - Why Can't We Be Friends
via FoxyTunes

2 comentarios:

Pili dijo...

Yo ya he pasado por eso, te comprendo. También viví sola mucho tiempo, también es fastidioso.

:: Theraq :: dijo...

Pili: Pero a mi me gusta.