martes, 13 de abril de 2010

Pensando en "Nada"

Hoy me detuve bastante a pensar en sobre que escribir, incluso estuve leyendo varias cosas a ver si la inspiración me "llegaba"; Luego me di cuenta que simplemente estoy un poco agotado, me declaré a mi mismo con un poco de malestar existencial durante los dos últimos días, pero por una cuestión de materialización de un sentimiento grande que llevo por dentro, al parecer se esfumo; Quedé cansado sin embargo, y tranquilo, de esa manera en que solo puede quedar uno cuando está pensando en nada. Me puse a pensar en que significa esto de la nada, en que realmente no hay algo que pueda verse vacio para un ser humano; Es decir, cuando nos sentimos vacios, en realidad estamos llenos de sentimientos negativos, de aquellas cosas que nos hacen necesitar...

Estamos condenados a sentir, de igual manera estamos condenados a sufrir las consecuencias de actos propios e impropios; Rebotamos, caemos, somos lanzados y posteriormente recogidos, a veces como veletas, a veces como plumas al viento, y es que podemos determinar nuestras formas de afrontar los sucesos, más no los mismos; Respondemos al ambiente y pretendemos afectarlo individualmente más de lo que en realidad termina pasando, a la final tocamos todas las cosas, pero más por casualidad y  efecto, que por deseo.

He completado algo así como cuatro días y aún no logró descifrarlo, me preocupa el sentido de lo real y que tan fuerte tiende a volverse a ratos, me enferma lo cierto y cercano que es lo banal, y el sentido que le da a cada día cuando se manifiesta inclemente, es como si fuera determinante antes que una simple alternativa, cuando la característica define antes que desprenderse de la definición. Cada una de esas ideas me llena de temor frente al futuro de nuestra raza, del malestar consciente e inconsciente que acompaña nuestro caminar, ante la necesidad de poseer aún aquello que se escapa de nuestras manos, a tener lo innecesario y a perseguir lo ajeno.

Esta entrada se compuso a las patadas, pero representa un malestar constante y creciente; Cada persona en algún momento de su vida se encuentra a si misma rodeada de sus tristezas, temores y frustraciones, a mí ya me parece un cerco programado, una tragedia anunciada con fuerza, a veces un tanto repetitiva, pero intento sacarle provecho al ejercicio, darle curso y aprender. Quisiera pensar que más personas se dan cuenta, que algún día podremos intentar hacer algo al respecto.

Recuerdo haber dicho que: "Un necio cambia su vida, dos necios, cambian al mundo". Los invito a darle cabida a la necedad; El conformismo y la resignación nos están consumiendo.

P.D. Ese "hoy", fue hace un buen rato.

3 comentarios:

Just Me dijo...

Gracias por estos post :)

Calila dijo...

El inconformismo te hace saber que aun sigues vivo, de cualquier otra forma es dejarse llevar por la corriente y no hay nada peor que morir de aburrimiento.

Y yo se de eso.. jejejeje.
Un abrazo!

lidia dijo...

podria escribir una antologia,con tu nada y la mia,brilla por si mismo,el poema...
saludos
lidia-la escriba


como me cayo pesimo el asunto de la web de gaceta...