martes, 30 de diciembre de 2008

Paciencia

No se si me haya vuelto menos elocuente, menos conciso, menos reflexivo; he estado dándole vueltas a mis ideas y la verdad es que no encuentro nada que sea lo suficientemente interesante como para escribirlo. Para que pensar, esto no tiene demasiado sentido, a veces es solo cuestión de tiempo antes de que cada cosa acabe manifestándose; la manifestación es una forma propia de las cosas de hacerse notar, por si solas, un evento natural. Todo puede hacerse sin el menor reparo de conciencia, sin la antelación, sin la premeditación de siempre; dejar que...

...que pase, que inicie, que concluya; el punto es que a veces nos hacemos tan conscientes que queremos controlar no solo la acción sino también la reacción. Y la cosa es que no se puede y debe dejarse la angustia, la ansiedad que produce la falta de control; el control es poder y el poder eleva a las personas, los hace tener o sacar lo mejor de si.

Quizá entonces haya que resignarse de buena gana, de esa manera que se desprende de la propia conciencia y no de la negación inconsciente; un proceso racional que lo lleva a uno a desprenderse de la duda y convertirla en curiosidad, que transforma el afán en sabia paciencia.

2 comentarios:

Calila dijo...

Voy a hacer la ultimas frases mias... convertir la duda en curiosidad y transformar el afán en paciencia.
Para poder lograr entre otras cosas, que me acompañes a buscar ese local cerca del centro y tomarnos ese exquisito chocolate.

Saludos

:: Theraq :: dijo...

ok, que asi sea.