martes, 11 de noviembre de 2008

El Fondo

Hoy he visto de nuevo el fondo de la taza; he encontrado la razón en el insensato devenir del día. He visto el corazón del miedo y no me ha gustado el resultado. Cuando uno enfrenta a sus demonios no espera que ellos sean un reflejo de uno mismo.

Aún creo que cada cosa tiene un lugar y que el mejor momento es el que esta sucediendo justo ahora; pero ni eso es suficiente, he encontrado que ciertos estados son tan explicables, tan ciertos, que lo único que puede uno hacer al respecto es sufrirlos lo mejor que se pueda. Claro que reflexionando sobre el punto anterior me encuentro con que tampoco es que me represente sufrimiento, más bien es algo harto, aburrido. Y el aburrimiento no es más sino un desacople de la situación y si bien uno no es una pieza multiforme o adaptable que pueda casar en todo evento, si muchas veces se presenta como algo que puede estar conforme a un sin numero de situaciones.

Entonces, que queda. No más sino pasar... estar como siempre se ha estado, es solo que el mundo no lo comprende, no da espera y así uno quiera tomarse un espacio, tener un alto en el camino; pues no se puede y después hay que cobrársela así sea mediante un sacrificio... El de hoy... tal vez el sueño.

2 comentarios:

Calila dijo...

Prefiero tener que pagar algun precio impuesto por ser rebelde de alguna forma, y no dejar que me lleve la corriente, que dejar que esta me arrastre y con ella el sentido que necesito darle a mi vida.

Nunca es facil, pero lo intento..
Saludos

:: Theraq :: dijo...

calila: Totalmente de acuerdo, aunque lo gracioso es que nadie me lee entre lineas.