domingo, 25 de enero de 2009

Dolor con sentido

El dolor es una cosa complicada. Muchos nos quejamos de él y hacemos reparo por su ausencia, o más bien por su presencia; inquieta y lo hace a uno desear la no existencia; sin embargo a mi me parece que muchas veces es algo constitutivo de nuestro ser y más aún del vivir en contraste, nos hace vivir, sentir que en realidad pertenecemos a este mundo; la percepción se hace más nítida y los colores cambian de resolución; o dicho sea de paso todo se obscurece y se torna gris como si nuestra paleta de colores o la reactividad de los ojos a la luz dependiera de nuestro estado de ánimo.

Mi punto tal vez es que el dolor es algo necesario, es algo que nos mueve, que nos rompe la inercia propia del simple existir.

---------------------------------------------------------

Hoy me siento adolorido y para no faltar a la verdad, es un dolor no necesariamente focalizado. Tan bien hecho estuvo la actividad física de ayer sábado, que ahora cada cosa que hago (salvo las manos) me duele y bastante. Esto es uno de los contras de regresar a una de esas rutinas buenas como es el ejercicio; en definitiva espero mejorarme un poco para el día martes, pero hay algo cierto y es que con la regularidad se rompe este cansancio y este dolor que son precisamente por la falta de costumbre.

6 comentarios:

Pili dijo...

Siempre gris.

:: Theraq :: dijo...

Pili: Hay otros colores, asi no los veas.

Calila dijo...

el dolor es algo necesario

...y si, de cualquier tipo es necesario, ver las cosas contrastadas nos permite darnos cuenta de su verdadera embergadura.
Asi sea por el dolor del ejercicio.

Saludos

:: Theraq :: dijo...

Calila: Pues si y no. Abrazo.

Calila dijo...

ja.... no es raro. Lo extraño seria que si.
Saludos

:: Theraq :: dijo...

No creo.